caja negra



publicaciones anteriores

mensajes
a caja negra


eckell.com

nadakedecir*
korochi industrias
Antiblog
la mentira
neurosis total
sonrisa de tequila
mariano gistaín
banca blanca
perturbatronics
La Mágica Web
cartucho
felisa me muero
antes muerta que sencilla
(mente en...) blaNco
La Hormiga ReMolona
el ciprés en el patio
blip
avioncitos de papel
KaosCity
Itzapapalotl
cuentosde100palabras
pitas.com
bitacoras.net


domingo 8 de junio de 2003 - 04:00 p.m.



Nunca antes había visto a mi contrincante.
Llegué con la fantasía de desperezarme durante el estiramiento
y terminar de despertarme con la práctica.
Cinturón blanco duplicaba mi peso y me corregía como si supiera.
Imposible hacerle entender que yo era una persona, su energía no tenía límites
Me asaltaba una y otra vez con el mismo entusiasmo. Con cada caída
me parecía un milagro conservar mi forma.
Lo afronté con lo que tenía y eso parecía irritarlo aún más.
Ella llegó media hora tarde como de costumbre se acercó, tuve la sensación
de que llegaba la caballería.
Practicamos de a tres, ella se reía yo sobrevivía y él se ponía cada vez más colorado.
Se fue a un rincón. pasó un tiempo indefinido acomodándose el cinturón,
después se acercó de acuerdo a la tradición saludó y se fue.
Ella me contó entre toma y caída como lo había corregido y retado una y otra vez.

Todo matón nace de madre, pensé


Pero eso es tema de otra charla.






imagen



<< # .::bitácoras ¿? >>