caja negra



mensajes anteriores


Pitas.com
bitacoras.net

nadakedecir*

korochi industrias

Antiblog

la mentira

neurosis total

sonrisa de tequila

eckell.com

mariano gistaín


mensajes
a caja negra

 


martes 19 de noviembre 2002 - 10:01 p.m.



Gira y desaparece, vuelve a girar, aparece y se va.
Se coagula, se disuelve.
se transforma
se muestra y se vuelve a ocultar.
Cuántos mundos en un mundo
coexisten tramados
estallan y se condensan una vez más.

...

No se entendió su acción al participar en ese programa.
No resultó lo bastante bueno ni suficientemente malo.
...

Lengua y lágrima fácil supo desde el primer momento
que estaría perdida.
...

-Dormiste?
-No, me desperté a las seis y no dormí más.
-No es mucho negocio esa clase.
-Bueno, algún negocio hay que tener.
-Un cambio lleva a otro cambio, tampoco vamos a detener el reloj.
...

Las mayores maldades se hacen... por oscuras razones,
no por el bien del otro.
...

-Te veo como si fueras transparente
pero no creas que te voy a perseguir
con una mirada inquisidora como si no tuvieras fronteras.
...

Corroboré al leer la entrevista que hablar con ese artista
produce el mismo desencanto que cuando
te dan una empanada sin relleno.

...

La mujer le gruñe y él se enamora del perro.

...

La lluvia se hizo esperar varios días.
Denso, pegajoso el calor
el viento ululaba
yo también, en silencio

Las ráfagas se hicieron más fuertes,
van a arrancar los árboles de cuajo.
Si no supiera que nos separan quinientos kilómetros
diría que escucho el rugido del mar.

La tormenta no sólo está en sus recuerdos
Farö la isla de sus memorias,
recala en mi presente.
Rayos, relámpagos, nubes pesadas entre nosotros.

También en la pantalla los mismos vientos
en blanco y negro, esa luz teatral.
La cámara fija, austera,
la emoción contenida, desbordada.

A la mañana, casi todo en su lugar,
las nubes pegadas sobre un cielo azul.
Voy despertando mientras se retiran los hielos.
Solos cada uno atrapado en una isla.

Inevitable camino de retorno
clavado en la memoria.
Una palabra basta para inundar
todo el cuadro de un olor viejo.

Una tormenta en la escena
y la lluvia que no se resuelve.

...

-Terminaron de ver la película, él advirtió que tenía
una etiqueta autoadhesiva con la siguiente advertencia:
película defectuosa.
-Temí que no la quisieras ver, porque a mí me gustaba mucho.
-Creo que te confundís conmigo, siempre esperás
que yo sea eso que vos te imaginás.

...

Encontraron por casualidad un actor muy querido
en una serie que nunca veían de fenómenos paranormales.
-Es demasiado paranoico.
-No lo querés ver para no excitar tu imaginación en ese sentido.

...

Pero eso es tema de otra charla.



<< # .::bitácoras ¿? >>