caja negra



mensajes anteriores


Pitas.com
bitacoras.net

nadakedecir*

korochi industrias

Antiblog

la mentira

neurosis total

sonrisa de tequila

eckell.com

mariano gistaín


mensajes
a caja negra

 


lunes 23 de diciembre 2002 - 12:11 a.m.


Filos, llamados y alarmas

El : - Me resulta asombroso que la gente que tuve más cerca siempre
era la que menos tenía que ver conmigo.

Ella :- Esa terapeuta me dijo que no podía entender que yo hubiera podido
casarme y vivir tantos años, tener hijos con alguien tan distinto a mi.
...

Nos deslizamos por un estrecho margen entre obstáculos y
espacios de inusitada amplitud. Expuestos a iluminaciones, precipicios.
Otras veces bloqueados por inamovibles muros.
Buscamos o simplemente estamos a merced de frustraciones
o de situaciones de encierro?

Las provocamos las encontramos están ahí o son parte de ese juego
que nos empuja siempre al borde como ayuda memoria
para recordar que todo va hacia la disolución. Cada uno, nuestros vínculos,
los personajes que desarrollamos y los distintos entornos
que construimos también.

Lo que nos rescata de esos filos aparece como algo muy básico
en el orden de lo vital, con sus propias reglas como una planta
que busca la luz y vuelve a crecer aunque la poden salvajemente.
Eso siempre que funcionen las alarmas, que tengamos una buena conexión
con el cuerpo.
Será que la posibilidad de organizar la propia realidad también pasa por
registrar adecuadamente las señales?

Al dejar de comer tiende a desaparecer el hambre.
Nos podemos sentir mal o bien, sentir otras cosas, entrar
en un estado alterado pero si pasamos por alto los llamados
éstos dejan de alertarnos. Si insistimos algo se interrumpe,
se pierde la secuencia.

Atender a lo que ocurre, responder a las alarmas propias y ajenas.
No será que el trabajo en el mundo, con el otro,
lo intangible y lo más concreto nos amasa, nos da forma?
Aún inesperado o desagradable nos devuelve a la escena.
Sufrimos situaciones de expansión- contracción como cualquier materia.
Nos debatimos por tener aire y nos adaptamos de modo poco creíble.


Chocar por nada quejarse a quién?
De dónde viene el argumento
lo invasivo, la rigidez. No tener un lugar
Anotar las afrentas

Larga la vida y la lista interminable

Qué nos aglutina?
No hay nada mejor para vos que yo
Cada uno es para el otro
asomarse al infinito y también asfixia,
un llamado de atención.

<< # .::bitácoras ¿? >>